lunes




Soy una niñita grande. Con 20 años. Una mujer enredada en una tela de araña que sólo he tejido yo misma. Ahora, como toda mujer asumiré, agacharé el moño y esperaré.

En palabras de la peor canción del mundo pero a su vez con el título más cierto: big girls dont cry.

No hay comentarios.: