sábado

El blog




La foto me gusta, y no tiene nada que ver, pero los nada que veres se hacen constante en las vidas de personas como yo.

El blog está con pena, y la pena es fea. Ha andado solito, sin música, sin cosas dulces, sin abrazos cálidos, sin sonrisas aparentes, sin flores secas adornando las hojas angustiadas de los libros antiguos.

Démosle amigos que lo hagan reír por las noches y que lo acompañen a comerse empanaditas que champiñón queso. Música que lo haga cantar cuando en las tardes se suba al metro, y tenga a millones de blogs encima estrujándolo hasta que apenas pueda respirar. Calles grises con hojitas de otoño bailando con sus zapatillas azules.

Días que tengan horas lentas para que pueda sentarse a comerse un cuchufli con manjar para luego chuparse los dedos y decir ñami. Un amor que le escriba palabras bonitas en las ventanas de su pieza, que lo acompañe a caminar por encima del aire y que lo abrace mientras suena Fito Paez en una radio vieja. Tardes en que pueda estar acostado viendo la repetición de Tic Tac y tomando tecito de limón. Una dueña que le escriba cosas bonitas, alegres y sonrientes y no desahogos absurdos propios de la edad.






1 comentario:

Javilina dijo...

naaada
los blogs son pa los desahogos
no pa la belleza de la vida

saludos!
buena la foto en verdá