sábado

Shrek

Cuando quiera sonreír escuche música. Vea películas que parezcan algodón dulce y acuéstese a comer cabritas dulces en su cama, tapada con una frazada suavecita. Cuando quiera sonreír, mire el cielo e imagine que las nubes lo saludan y le dicen cosas bonitas, camine con la cara peleando contra el viento y aplaste hojitas secas en algún parque lejano. Cuando quiera sonreír, ande sin zapatos por el pasto, dibújese caritas en los dedos y coma chicle con sabor a sandía. Cuando quiera sonreír mire a otras personas sonreír, no lea libros antiguos pero huélalos y escuche conversaciones ajenas de gente peleando por amor. Cuando quiera sonreír, mueva los músculos de su cara de manera graciosa, haga muecas frente al espejo y píntese con tempera. Cuando quiera sonreír, dibuje monitos en sus cuadernos, baile cueca en lugares inadecuados y converse con algún desconocido que tenga cara de buena onda. Cuando quiera sonreír, juegue con los monitos de su llavero, piense que la calle es un espacio para jugar quidditch y crea que es actor de alguna película que deja una enseñanza bonita. Cuando quiera sonreír, mire a dos viejitos que se dan la mano, espere a que aparezca una pelusita por el aire y cómprese un trululu para disfrutar de la escena. Cuando quiera sonreír, salte en un pie en alguna oficina, pestañee varias veces hasta que se imagine haciéndolo y piense en la persona con que le gustaría estar en ese momento. Cuando quiera sonreír, encuentre a esa persona, dígale que juntos el cielo se puede ver más bonito y que si quiere le puede enseñar a contar hasta 10. Cuando quiera sonreír, imagine que los nectar de todos los sabores valen $50, que los pañuelos tienen olor a frutilla y que estar resfriado es una moda. Cuando quiera sonreír imagine que es parte de un comercial de coca cola, que va caminando y se encuentra un billete de $20 y que lo gasta comprándose una botellita con aire. Cuando quiera sonreír, imagine que las monedas son de colores y se puede jugar con ellas como si fueran de plasticina, siéntese a escuchar cómo chocan los zapatos contra el suelo enojón y mire el techo por 10 minutos. Cuando quiera sonreír, imagine que es un tap y que todos lo coleccionan, que los carabineros tienen ropa que no les da calor y que mañana va a ser un día ultrarequetecontra bacán. Cuando quiera sonreír, créase parte de algún grupito de moda, salga con lentes de sol a calle y piense que es él/la más regia de la ciudad. Cuando quiera sonreír, llame al más buena onda de sus conocidos y pídale que le cuente un chiste, si tiene calor saque un hielo de su refrigerador y póngaselo en la guatita hasta que se derrita. Cuando quiera sonreír, sonría. Son- ría. Ría y sonría. Total, casi siempre es gratis.






12 comentarios:

Javiera dijo...

Me gustó tu manual... yo creo que me encontré con uno que otro que si hago actualmente, pero otros que tomaré en cuenta a partir de ahora :D.
La foto de felicidad... me gusta... auqnue se habría visto más lindo un Jaimito o un Sebita.

Te quiero beibi! =*

†M@rcuS† dijo...

no podría estar + de acuerdo, si quiere sonreir, sonria, asi de simple, y a su alma y a su ser le hara mejor...

Pretoriano dijo...

¡Qué imaginación!

Carito dijo...

Qué bello, qué simple.

Escritor sin experiencia dijo...

Me rei 3 veces,las conte ^^,y ademas elegi algunas que haré,primero porque son gratis y otra porque seria es genial sonreir en clase,si, es toy en clase,pero los choros nomas vemos blogs :B o los que ya terminaron

Jav. dijo...

Yo siempre sonrío y espero a que todos los que pasen por tu blog tomen en cuenta lo que haz escrito, porque tiene TODA la razón :)
¿Qué mejor que creerse el protagonista de una peli boni?

Natalia Paz dijo...

Je, también cuando quiera sonreír escuche una canción que le guste y camine por la calle sin que le importe un rábano bailar raro y que la gente le mire raro porque canta como el ajo.
Un beso señorita Javiera, hace muuuuuuucho rato que te veo conectada o presente y ya es casi un hábito no saludar, no de rota, sino de puro volada.
Prometo hacerlo en la próxima ocasión.
Un abrazo y, para variar, yo cambiando de blog, como cambio de calzones. (y que conste que es la única ocasión en que soy tan requetecontra cambiante)

MUAC!

AKS dijo...

Otro de esos post que te dejan sin palabras... xD

Voknahelio dijo...

quiero decir dos cosas

dos cosas

1) la monarquía la lleva

2) vi en tu perfil que tenías 19 y me puse a reir, dije mentiiira esta nunca tuvo 19 XD tiene como 14 o 15 con suerte 8-|
XD!

Voknahelio dijo...

ya, pa que no te enojes dejémoslo en que tienes dieciséis :D

pero por favor deja de engañar a la gente de que tienes más edad

AKS dijo...

Deja de engañar a la gente.

Rag Doll dijo...

Qué ganas de hacer todas y cada una de las cosas que tienes en tu manual de sonrisas. Me hacen un poco de falta en estos tiempos violentos próximos a la titulación.
Saludos!