sábado

No digo mentiras

La Rocío decía al menos una vez al día que a ella no le gustaba mentir, que jamás se quedaba callada. Después de cada frase hiriente, solía repetirlo, como si yo ya no me hubiera acostumbrado. Cuando por primera vez la ví, la quede mirando inmediatamente. Ella en cambio no se acercó a mi hasta que un día tuvo que hacerlo por obligación. Su jefa la había mandando a que me pidiera algo y no tuvo más remedio que obedecer. Ella estaba consciente de que la observaba todos los días desde mi puesto de trabajo, pero no hizo ningún comentario, si no que apenas me puso los ojos encima. Ahora estaba ahí, sentada y conversando con las demás vendedoras. Con las piernas cruzadas y con un aire de grandeza que la ubicada en el centro de todas sus amigas. Y yo sabía que no podía acercarme, que si iba e intentaba abrazarla, me rechazaría después. Decidí entonces esperarla en la esquina para que no le fuera a molestar mi actitud y para que no se fuera a enojar. Quise besarla, pero corrió la cara. Quise tomarla de la mano, pero no me dejo. Ya sabes que no me gusta que me te acerques a mi cerca del trabajo y menos que me toques, repitió como tantas veces antes.

La primera vez que habíamos caminado juntos fue porque yo fui a dejarla al paradero de micro. Ella dijo, con voz fuerte y dando una orden, no te vayas hasta que yo me suba a la micro o no voy a dejar que me acompañes más. Entonces decidí que era el momento para tomarla de la mano. Pero al ver lo que yo intentaba hacer, ella miró hacia todos lados y luego, recién dejo que sus dedos se apegaran a los míos. Pero al día siguiente, cuando estábamos saliendo de la tienda y yo iba a besarla en la mejilla, se alejo y me dijo por primera vez, no quiero que me vean contigo. Me da vergüenza. Y yo sentí que me moría. Que ella me quería pero que le avergonzaba. Que no era demasiado para su persona. Y no supe que hacer ni ella hizo algo. Se quedo callada hasta que llegamos al parque, y ahí sentados en un banco me abrazo. Luego me dio un beso. Me dijo que yo le gustaba pero que no era para ella. Que quizás algo resultaba, pero que no me aseguraba nada. Que ella aspiraba a algo más, a salir de esta realidad y que conmigo no lo lograría. Que yo era poca cosa, pero que había algo en mi que la hacía reír. Que no me hiciera muchas ilusiones, que ella no iba a estar toda su vida parada ofreciendo algún perfume, que era poco el tiempo que iba estar trabajando en el mismo lugar que yo. Y yo pensé que las cosas quizás cambiarían. Pero desde esa vez, todo seguía igual. Y ahora nuevamente me sentía podrido. Mientras ella caminaba rápido y yo apenas movía los pies. Yo nunca miento, tu sabes. No me pidas lo que no te voy a dar, dijo fumando un cigarro. ¿Y adónde vas?, le pregunté. Voy a salir, pero no te voy a decir con quien. ¿Y no era que no mentías?. Y ella se quedó callada y piso el cigarro. Y se arreglo el pelo y mientras se miraba a un espejo que recién había sacado de su cartera, comenzó a hablar. No te estoy mintiendo. Simplemente no quiero que te sientas mal. Que te des cuenta que te quiero, pero que no voy a estar contigo siempre. Que no es tu culpa, es de los demás.

Y me ordeno que parara un taxi. Y yo lo hice. Y se subió y me miró sin expresión. Y yo ahí, sin saber con que plata lo pagaba ni con quien se iba a juntar. Mintiéndome como siempre, y dejándome en los labios un sabor a lápiz labial que sólo ella usaba. Rodeándome de un aroma a perfume caro que no había olido antes y con la sensación de una mentira en al aire. Y yo parado ahí, dándome vergüenza nuevamente. Por pobre, por ineficiente y finalmente por hueón.

17 comentarios:

Dupin dijo...

Me alegra ser el primero que postie en este cuento, me parece muy bueno.


en realidad, esta bueno, muy urbano como su estilo, aunque si, ya esta en el ejercicio de simular un hombre, nosotros no somos tan pasivos, aunque nos veamos como dociles gatitos.


eso pekña
siga ai
felicitaciones ( se las merece y no se acostumbre a ellas, sera dificil que me saque otra)


adiosh

frodita dijo...

Cual hombre se ve como docil gatito Sr.?

Dupin dijo...

Todos... solo ponles un buen modelo y ceden como si nada... aunque su interior dicen "si yo tengo el control"

Horacio dijo...

Muy agradado de que la curiosidad me haya traido por estos lados. Muy agradado además con tu cuento y la forma en que relatas. Me quedé pegado y creo que seguiré así un buen rato hasta que termine de leer todos tus posteos.
Un gran saludo,
Horacio

ToRReJa dijo...

-------
Yo soy uno de esos dóciles gatitos que no tienen el control ni nunca lo han tenido, pero que es más fácil mentirnos ='(

Saludos pequeña niña que a veces me odia... y sí, me llegó T.T

Paula dijo...

me gusto
eso.

bufonazo dijo...

por ineficiencia?
en que fallaba, ah?...si fallaba en eso...taba jodidazo...jajajajajaja

en fin, yo no miento tampoco

suerte

Huachiminga dijo...

De cierta forma, muchos nos sentimos muy huevones muchas veces en la vida.

Y peor aún, sabemos que quedaremos en el mismo papel una vez más

un beso enorme monga, te quiero!

Humberto dijo...

Creo que puede pasar a uno, a otro, y sin discriminar sexo ni edad.
Yo soy dócil, pero firme en mis convicciones.
:D

Saludos. Buen post.

Escritor sin experiencia dijo...

no es por huon....e seguro era por otra cosa

uacasa-nueva dijo...

es duro que la gente no sepa valorar las cosas por su real peso.

me gusto harto, muy preciso

saludos UA

Latita dijo...

Bien, bien Froda!!!!!!!!!
Pucha que me gustó este relato: a medida que pasa el tiempo yo me voy poniendo más tontina y entonces los textos con personajes parecidos a mí me parecen de lo más refinados...aparte de eso, creo que tu prosa ha mejorado en un 8.000%...de verdad, me ha gustado de una manera!!!! Súper bien...

Oiga señorita, pasaba tb para dejarle algo de merketing barato:
estrenando nuevo blog, veremos qué sucede...la espero!!!!

http://chiquillaolvidadiza.blogspot.com

Me gustó!
[♥]

Voknahelio dijo...

muy tuya la forma de relatar,
me gusta como se lee y además estoy seguro que él no era tan hueón.
a todo esto, cómo se llama(ba)?

aunque queda inconcluso el relato ylo que viene después es intrigante, es mejor que se quede así. De otra forma pierde el elemento sorpresa.

Saludos

melON dijo...

alohaa señorita javiera, tanto tiempo sin postear por acá!

lo siento, la inspiración no me acompaña ultimamente, pero como prometí dejarte un "bloggeo" xD
me digné a leer lo que habías escrito.

bueno me gustó( pq siempre digo me gustó, que buen comentario xD) es preciso y directo. El se da cuenta de que esta siendo manipulado pero a pesar de eso sigue con ella...una mezcla de amor e idiotez, mala mezcla en muchos casos. pero a veces no se puede evitar ser un completo estúpido.



saludos frodaaaaaaaaa!


=*

Rag Doll dijo...

Súper lindo el relato, aunque durante las primeras líneas creí que se trataba de dos mujeres... no se por qué me dio esa impresion =P, creo que hasta que no dijiste "juntos" no me di cuenta xD

En fin, más allá de analizar la basofia que pasa por mi cabeza, te dejo un saludo muy grande y te invito a que pases por mi blog, que tiene un poco que ver con el post anterior que escribiste (y que claramente también leí completito).
Es como un giro nuevo lo de los relatos? O yo estoy hablando weas?

rasra dijo...

Da lo mismo lo que piensen los demás: Un amigo es un amigo.

la nati dijo...

desgraciadaaa
quede mas que metidaaa
me encanto la historia y esa niña andrea me recordó a una ex compañera que me caía horrible.
por último la de la historia era simpatica... la pilar no
sandra le tiene ganas al juan la cache ya x'D
saludos