jueves

Seguimos y mejor xD!

Como ven bloggeros, tengo nuevo diseño.. Todo gracias a la querida Natty (visiten sus blogs: Pequeña Ente y La Tele de Tevita) que me hizo este bello regalo. Espero les agrade tanto como a mi. Es una imagen que encontre en un fotolog y que me gusto mucho, es bella y dice mucho. Es simple y eso a veces es muy importante. Ser sencillo y no lleno de adornos sin sentido.
Con la Natty comenzamos con esto de los blogs hace muchisimo tiempo. Bastante diría yo... Cuando pocos tenían bitácoras y al hablar de blogs obtenías un "Ah?". Esta no es mi primera experiencia con blogs (y tengo la sensación de que tampoco será la última) y en el caso de mi amiga tampoco lo es (ella si que tiene blogs xD).. Ahora se masificó (y creanme, me encanta la idea)... Me gusta encontrarme con que más gente comparte este gusto por escribir que tengo.. Antes solo la leía a ella y a uno que otro ser vivo.. Pero ahora es genial, encuentras de todo y con todo tipo de personas que escribe. Lees sobre adolescencia, madurez, vida de una mujer, de un hombre, de algun trabajo, experiencias amorosas o desamores..etc. Entre los bloggeros hay de todo, lo que hace la experiencia de leer una aventura más que entretenida.. Es por eso que los insto a no dejar sus blogs como muchos lo hacen a medio camino.. Yo no lo he hecho y me ven aún aca, escribiendo (no siempre lo mejor, pero haciendo un buen intento).

El blog cambia de forma, pero Froda sigue escribiendo de la misma manera. El sello de mi tinta no se va y de hecho, llega con más fuerza (parece eslogan, pero no lo es xD)

En el post anterior les deje un trozo de algo que escribí mientras estaba en la playa. Ahora lo pondre entero por si es que a alguien le intereso.. quien sabe. Como siempre, sin título..
Espero les gusten los cambios.. En serio mi blog es muy importante para mi y estoy tratando de hacer que para ustedes tambien sea un lugar que disfruten leer..

Saludos ^^!


El velador, cercano a mi cama, atraía mi atención mas de lo normal. Mi cabeza, sobre la dura almohada, giraba cada cierto tiempo buscando el teléfono que se posaba sobre el. Era la única manera de dar fin a todo, de terminar lo que en la mañana había comenzado. Si él no lo sabía, no tendría sentido alguno. Si no se lo decía, tampoco lo habría logrado por completo.

Me destapé y comencé a levantarme, consciente de un extraño cansancio sobre mi cuerpo. Mi mano derecha se acercó hacía los números rápidamente, mientras mi izquierda acercaba el auricular a mi oreja. Pero ambas se alejaron apenas una de ellas marcó el primer número. El auricular cayó al suelo y tras recogerlo, colgué. Comencé a mover mis pies y me acerqué hacía el velador nuevamente. Tragué un sorbo de una bebida ya desvanecida con asco y decidí hacerlo. Eran ya sesenta días. Eran ya dos meses. El tiempo suficiente como para hacer lo que tanto me había costado. Mi mano derecha, esta vez con mucha más confianza marcó el número que por razones obvias, aún recordaba. Tras unos seis tonos, que me parecieron eternos, él contestó.

- ¿Alo?

- Hola. Soy yo

- Ahh tú

- Si, yo.

Mi voz sonaba segura. O al menos, eso creía o intentaba. No era fácil. Cuando mi oído se lleno de su forma de pronunciar las palabras tan característica, pensé que por un momento todo se derrumbaría. Pero no fue así. Su manera fría de enfrentar mi llamada, me golpeó el rostro una vez más y me hizo darme cuenta de que había sido él, y nadie más, quien había hecho que hubiera terminado todo así.

- Y bien, ¿qué quieres?

- Contarte que lo logré. Que por fin tuve el valor de hacerlo

- ¿Hacer qué?

- Llevar a cabo lo que debía haber hecho hace mucho tiempo. Que lo tome con cuidado entre mis manos y que lo deposité en una pequeña caja de cartón. Que tenías razón. No era imposible

- No entiendo de que me hablas

- Si me dejarás terminar, quizás entenderías

- Estás cada día más loca

- Pero al menos no soy la única

- Deberías irte a dormir, tomar un calmante o algo que te tranquilice. Te noto intranquila, casi como antes. Tienes que dejar de llamarme de una vez por todas

- ¿Porqué?

- Porque es importante que entiendas que todo se terminó

Todo se termino. Lo sabía y recién lo había tragado por completo. Sus palabras, no dejaron de dolerme a pesar de que ya lo había entendido. Era difícil escuchar que se mantuviera así de firme, así de imperturbable. No era el que yo hacía conocido. Ni parecido al que tantas veces me había hecho reír. Me costaba imaginarlo en su dormitorio mientras oía todo lo que yo le decía. En este momento me era totalmente lejano y desconocido. Aún así y para sentirme más segura con lo que decía, trate de imaginarme lo que hacía mientras me escuchaba. Debía estar descalzo como siempre. Con la ventana abierta de par en par y seguramente con un cigarro encendido si es que estaba leyendo. Si no, habría de estar encima de su cama, quizás viendo televisión o escuchando alguna música en ingles que tanto aborrezco. Su dormitorio seguramente se encontraba totalmente impecable. Era difícil que hubiera cambiado su manía por la limpieza en tan poco tiempo. Después de su última frase, donde el “terminó” me quedo rondando en la mente, tragué saliva y no flaqueé. Le respondí tanto lo más indiferente posible y le dije:

- Lo sé. Claro que lo entiendo. No te llamaré nuevamente. Pero antes debes dejarme acabar de contarte lo que hice hoy.

- Esta bien

- Ok. En cierta forma, no estaba tan equivocada. Lo sentía por todos lados; encima de mi cama, en cada pétalo de las flores de mi jardín, en las ampolletas y en las fotografías. Se había pegado en el suelo y en las paredes del lugar en el que habíamos dormido. Fue complicado, pero lo hice. Te confieso que al comienzo me costo bastante. Estaba demasiado nerviosa y el darme cuenta de que estaba adherido a todo me hizo dudar de si podría lograrlo… Pero ya sabes, no me rindo tan fácilmente. Además, tu mismo me lo habías dicho.. “si se quiere, se puede”. ¿Fuiste tu quién me lo dijo, no?

- Si, fui yo.

- Claro. Ahora lo recuerdo por completo. Solo podías haber sido tú, una frase acompañada de una voz grave y una mirada dulce no se olvida tan rápido

- Continua

Claro que continó, pensé. Estaba comenzando a sentir que salía todo lo que tenía atrapado y ahora era mucho más simple. No más fácil, pero si mas sencillo. No me dolía escuchar su indiferencia al otro lado del teléfono y podía hablar con más autoridad. Mucho más tranquila que al comienzo de la conversación, seguí tal como él me lo había pedido. Decidí hacer oídos sordos a sus palabras y botar todo lo que me había hecho mal por tanto tiempo

- Lo fui guardando con calma. Me tomé todo el tiempo necesario. El mismo tiempo que se demoró en adherirse a todo lo que me rodea. Ya sabes, tengo paciencia y no me rindo tan fácilmente.

- Eso ya me lo dijiste antes

- Más de una vez pensé que aquella caja no sería suficiente para guardar todo. Pero lo fue. Entro todo y no dejo ningún vació. Y es que antes veía las cosas mucho mas grandes de lo que realmente son… Pero mientras lo guardaba, lo fui sintiendo cada vez más pequeño. Hasta darme cuenta de que ya no era nada frente a mis ojos

- ¿Nada?

Él comenzaba a entenderlo. Su última pregunta me lo demostraba. Estaba acostumbrado a mi manera de decir las cosas y ahora, seguramente comenzaba a entender la razón de mi llamada.

- Absolutamente nada. La caja era más liviana que el pétalo de alguna flor ya marchita que en tiempos pasados tanto te gustaba regalarme. Y se había vuelto casi transparente. Había ido perdiendo su color mientras se llenaba. Tanto así, que cuando por fin recogí todo y le puse la tapa, solo podía darme cuenta de que la tenía entre mis manos por su ínfimo peso… Pero tu sabes, el trayecto hasta el jardín de mi casa es bastante corto y la distancia se hizo esta vez mucho menor. El hoyo, más grande que el tamaño de la caja, lo había hecho durante la mañana. La caja se alejo de mis manos casi por voluntad propia y la deje ahí. Llena de todo. A estas alturas, llena de nada.. Lo logré

- ¿Lograste que?

- Volver a poner bajo tierra, lo que nunca debió ver la luz del sol

- No entiendo a lo que te refieres

- Claro que no. Ahora, ya esta todo debajo de mis pies… Adiós

- Adiós

Corté. Mi mano totalmente segura, se despego del teléfono y con tranquilidad abrí mi armario. Dentro de él encontré otra caja. Una con forma circular y con un hermoso papel que la cubría por completo. La abrí y la encontré llena de pétalos secos. Sin olor, ahora sin recuerdos. Abrí mi ventana y los lancé al viento. Me quede ahí de pie. Respirando el aire de una noche como tantas que compartimos. Una noche que nuevamente pasábamos juntos, pensando en lo mismo, solo que en lugares diferentes. Ya que de algo estaba completamente segura. Mi llamada no te había sido indiferente.



5 comentarios:

to_ro dijo...

Javierita, corazón hermoso. Creo que vas a ser una gran novelista porque se te da muy fácil escribir. Es más creo que vas a ser una gran escritora, es formidable tu trazo, tu literatura, como si en otra vida hubieses leído todos los libros del mundo. Es extraorinaria tu destreza, eso no se compra. Naciste con eso, estoy asombrado. Mi casa siempre será tu casa.
Javierita¿Y tus noches, dónde las has dejado?

francisco josé dijo...

Frodita, mi niña!!!! Tanto tiempo! Es verdad que las cosas estan mas quietas por aquí. Yo también te leía siempre y ahora entre cosas y cosas había dejado de visitarte. Topisimo el diseño de tu página, pero me asusta el tema. Los ahorcados(as) son malos augurios. Preferiría una pequeña llegando en una nave extraterrestre o algo así, pero no colgada y el conejo de trapo abajo, tirado, con un simbolo final de desolación. Nop, no me gusto!! Pero bueno, no tengo na que ver en esto.
Gracias por tu visita y animate a hacer el cuestionario
Un beso y te felicito porque sigues creciendo en esto de derramar tinta con mucho sentido y profundidad.

Mireille dijo...

frodaaa *O* amo tyu blog está precioso *O*
amó tu manera de escribir, me encanta tu forma de narrar ^^
Sé que te irá bien en el futuro =) te deseo suerte, para que todo el mundo sepa de ti y de tu arte, a través de tus palabras...^^
se te kiere miles =) te veo mañana?
ojalá todo ande bien ^^
ahhh! le cambié el lay a mi blog xD. Al final le puse uno de blogger, pk me es más fácil actualizar T_T
saludos froda!
take care! =***

Voknahelio dijo...

vuestro blog ha quedado espectacular, felicitaciones.

y sobre el escrito, no me sorprende tu talento, puesto a que ya habia leido un poco de algo en tus post viejitos de por alla del 2004 y principios del 2005.
y al leer este, me doy cuenta como has ido mejorando, y eso me alegra puesto a que voy por lo mismo.

y eso, excepcional, esa palabra usaría para definir esto.

saludos (º_º)

pd: el monito de arriba es un tramoya de 31 minutos jojojo

Voknahelio dijo...

mira, mira como vas progresando- dijo don samir (mi sensei.
y yo te digo lo mismo.


a y se me olvidaba, un dia de invierno nos juntaremos en el cafe literario en providencia.