lunes

De vuelta...

Es verdad. No escribo desde el día antes de irme de vacaciones. He dejado el blog más que nada por flojera. No es que no tenga tiempo libre, todo lo contrario. Pero todas las noches (horario en que estoy usualmente frente al Pc) he sentido que comenzar a escribir, sería totalmente forzado y no un “proceso natural”. Y fue así. Esta semana paso muy muy rápido y no me doy ni cuenta, y ya estamos en el lunes. Con muy poco tiempo restante de vacaciones y con ganas de que esta semana sea eterna. El tiempo está pasando volando.. más que de costumbre. Y yo estoy acá. De vuelta en Santiago, sintiendo que mi ida a la playa es un recuerdo totalmente lejano, casi de hace años. Olvide por completo el aire que respiré, el tiempo libre que tuve y lo que comí. Solo sé que de productivo no tuvo mucho. Descanse bastante, es verdad. Dormí bien, paseamos y conocimos, conversamos sin pelear (algo totalmente inusual en mi entorno familiar), y estuvimos juntos mucho tiempo. Me leí un libro gordo y grande de nombre “Me parece que no somos felices”. No recuerdo el autor, pero si recuerdo la trama. Lo recomiendo. Es muy “nuestro”. Toca la historia chilena, el final del período de J. L. Sanfuentes y las elecciones de un nuevo presidente. Alessandri se muestra como la opción popular y diferente, es un candidato distinto y con otra manera de hacer política. Es un libro que muestra la clase media de aquella época con sus aspiraciones de ser algo más y la aristocracia creyendo ser mejores. Narra la historia de la unión entre ambas, de lo difícil que puede ser y de cómo esta unión causa conflictos en ambas partes. Personajes como las sobrinas del presidente, mujeres muy diferentes entre si pero poseedoras de dos grandes cualidades: belleza e inteligencia. Una empleada domestica que tras llegar a trabajar en la casa de una de ellas logra un cambio importantísimo en su vida, un matrimonio de dos jóvenes que es sin duda el más afectado de los cambios que viven los personajes. Si me gusto el libro. Por eso les escribo sobre él. Para que si lo encuentren por ahí no se asusten por lo grande que se ve. Me duró dos días y luego me dio lata leer Rayuela.

Es eso. Últimamente he andado muy floja. Muchas cosas me dan lata y no las hago o las dejo para después. A pesar de eso, esta semana que recién paso he hecho muchas cosas, más de las que había hecho en siete días durante todas las vacaciones. Pero no es mi intención aburrirlos con mi vida. Sólo les contaré que supere mi miedo a muchos juegos de Fantasilandia y me subí a la mayoría de ellos. Creo que mi cara mientras junto a mi amigo Yuko esperábamos para subirnos al Boomerang no tiene comparación. Recuerdo mis manos tiritando, a mi amigo pálido y una espera asquerosa. Pero sorpresa, el juego me gusto y fue un día realmente genial. Grité todo lo que debía gritar (dejando a mi amigo totalmente sordo, ya que casi siempre se sentó al lado mío). Llegué cansadísima a mi casa. Ese día logré algo que no había hecho durante todas las vacaciones. Dormirme antes de la 1 y estar en mi cama antes de las 12. Que milagro!!

Con Voknahelio estamos trabajando en un blog compartido entre ambos. Una idea que aun no podemos llevar muy bien a cabo (mis vacaciones, algunas noches de cansancio, problemas de horario), pero que estamos retomando poco a poco. Ahora mismo él le pone una nueva template (ya saben que no tengo mucha paciencia para esas cosas). Les avisaré acá mismo cuando tengamos algo finalizado, ya que tal como leen mi blog me encantaría que se dieran una vuelta por este proyecto que tienen dos personas como nosotros.

Por ahora y sin más nada que contarles, los dejo con un poco de algo extraño. Es uno de esos conjuntos de palabras que de vez en cuando cruzan tu mente y eso.. solo eso..

Saludos a todos ^^!

El velador cercano a mi cama atraía mi atención mas de lo normal. Mi cabeza, sobre la dura almohada, giraba cada cierto tiempo buscando el teléfono que se posaba sobre el. Era la única manera de dar fin a todo, de terminar lo que en la mañana había comenzado. Si él no lo sabía, no tendría sentido alguno. Si no se lo decía, tampoco lo habría logrado por completo.

Me destapé y comencé a levantarme, consciente de un extraño cansancio sobre mi cuerpo. Mi mano derecha se acercó hacía los números rápidamente, mientras mi izquierda acercaba el auricular a mi oreja. Pero ambas se alejaron apenas una de ellas marcó el primer número. El auricular cayó al suelo y tras recogerlo, colgué. Comencé a mover mis pies y me acerqué hacía el velador nuevamente. Tragué un sorbo de una bebida ya desvanecida con asco y decidí hacerlo. Eran ya sesenta días. Eran ya dos meses. El tiempo suficiente como para hacer lo que tanto me había costado. Mi mano derecha, esta vez con mucha más confianza marcó el número que por razones obvias, aún recordaba. Tras unos seis tonos, que me parecieron eternos, él contestó.

- ¿Alo?

- Hola. Soy yo

- Ahh tú

- Si, yo.

Mi voz sonaba segura. O al menos, eso creía o intentaba. No era fácil. Cuando mi oído se lleno de su forma de pronunciar las palabras tan característica, pensé que por un momento todo se derrumbaría. Pero no fue así. Su manera fría de enfrentar mi llamada, me golpeó el rostro una vez más y me hizo darme cuenta de que había sido él, y nadie más, quien había hecho que hubiera terminado todo así.

- Y bien, ¿qué quieres?

- Contarte que lo logré. Que por fin tuve el valor de hacerlo

- ¿Hacer qué?

- Llevar a cabo lo que debía haber hecho hace mucho tiempo. Que lo tome con cuidado entre mis manos y que lo deposité en una pequeña caja de cartón. Que tenías razón. No era imposible

- No entiendo de que me hablas

- Si me dejarás terminar, quizás entenderías

- Estás cada día más loca

- Pero al menos no soy la única

- Deberías irte a dormir, tomar un calmante o algo que te tranquilice. Te noto intranquila, casi como antes. Tienes que dejar de llamarme de una vez por todas

- ¿Porqué?

- Porque es importante que entiendas que todo se terminó

Todo se termino. Lo sabía y recién lo había tragado por completo. Sus palabras, no dejaron de dolerme a pesar de que ya lo había entendido. Era difícil escuchar que se mantuviera así de firme, así de imperturbable. No era el que yo hacía conocido. Ni parecido al que tantas veces me había hecho reír. Me costaba imaginarlo en su dormitorio mientras oía todo lo que yo le decía. En este momento me era totalmente lejano y desconocido. Aún así y para sentirme más segura con lo que decía, trate de imaginarme lo que hacía mientras me escuchaba. Debía estar descalzo como siempre. Con la ventana abierta de par en par y seguramente con un cigarro encendido si es que estaba leyendo. Si no, habría de estar encima de su cama, quizás viendo televisión o escuchando alguna música en ingles que tanto aborrezco. Su dormitorio seguramente se encontraba totalmente impecable.
Era difícil que hubiera cambiado su manía por la limpieza en tan poco tiempo.Después de su última frase, donde el “terminó” me quedo rondando en la mente, tragué saliva y no flaqueé.

13 comentarios:

to_ro dijo...

Srta. Javierita, muy largo su desahogo, la felicito por este espacio, por la ortorafía que es buena, por el mensaje que das a cada situación, por leer inclusive en vacaciones, por la honestidad. Que nunca falle ello!

Roberto dijo...

Me ha gustado tu texto, conjunto de palabras como dices tú.

Eso, solo eso.

Sol dijo...

Sabes..mi chica..
me he deleitado sinceramente.. con tu tinta.. que es buena..
y entretenida. porque no pude evitar sonreir en muchos de tus pasaje..
te seguiré viviendo a ver..
besazos..

Mireille dijo...

me gustó lo que escribiste froda ^^
y bueno...me gusta leer sobre ti y lo que haces =)
te kiero...
Lo siento dormí pésimo y el sueño no me permite pensar
se te kiere montones
beshos
au revoir ^^

Siel dijo...

Ñaaaaaaaaaaaaa!!!
No te tengo abandonada ni te he olvidado ;____;

te quiero ;_____;... aunque no lo demuestre porque no sé .____.

Contemporanea dijo...

GRACIAS POR TU COMENTARIO Y QUE BIEN QUE TE HAYA GUSTADO EL TEMA. DISFRUTA TU JUVENTUD JUNTO A QUIENES TE QUIEREN Y EN ESPECIAL, CULTIVA LAS AMISTADES, SON MUCHAS VECES, EL PILAR DE NUESTRAS NOSTALGIAS. QUE ESTES BIEN. MAS ADELANTE COMENTARE TU POST, AHORA QUISE AGRADECER TU VISITA.

le petite nuage dijo...

lalalala ..quedo lindo tu blog asi ^^..lo unico malo es que mis ojos duelen despues de haber leido...que mal ya no queda nada ...y esta semana eterna ya casi paso..pero bueno asi es la cosa...uy que lo pasamos bien en fantasilandia jajaja como olvidar tus gritos ...o los mios que son peores..lalalalala de que sera el blog compartido con voknahelio? ya veremos.

la historia la veo otro día x) es que de verdad colapso xD pero ya vi mas o menos la mitad que me enviaste.

besos

aios!

Freyja dijo...

que lindo lugar tienes
gracias por tus saludos en Lagrimas
te dejo un abrazo y sigue disfrutando de las vacaciones.

besos y sueños

Anónimo dijo...

aiii ke kedo lindo tu blog ! vos sabés que me encanta lo ke escribis ! ahahaha precioso me guto mucho ...ia chau
ç
beiita

to_ro dijo...

Javierita, aquí hay un cambio¿cúan significativo ha sido?,vuelve de donde estés.

Tu luz dijo...

Javi.. ya parezco disco rayado pero tú sabes que tienes el don de la tinta de tu lapiz o del teclado de tu mueble..
Sabes que extrañamente, aunque haya muerto mi abuelo, siento que estas vacaciones me sirvieron demasiado y han salido casi tal cual como queria. Logré ser más independiente, crecer como persona, entre otras cosas.
Tal como queriamos que fuese este graaaaan verano, y lo ha sido, cierto.
Mi javii.. adoro como escribes..
algun dia te contrataré para que escribas mis memorias. Te parece? un beso y un abrazote.

Freyja dijo...

gracias por esas bellas palabras es ese espacio para la poesia del alma
un abrazo y un lindo dia
que estes bien

besos y sueños

Freyja dijo...

gracias por tus saludos en Lagrimas.
ya no eres un extraña, ya nos visitamos
mi abrazo y que este bien

besos y sueños