domingo

jdjffdjfdjdflsdklsjjsd

Para hacer gala al blog EMOtivo y charquicán, lleno de cosas que (casi) nadie entiende y que parece diario de vida de niña de quince, me pongo a vomitar palabras que parecen insensatas a primera vista pero que aunque ya salieron, siguen pegadas al estómago y no dejan de molestar. Porque cuando uno siente que la embarro, la sensación se mantiene por un gran tiempo rondando la mente. Y es tan insoportable que no deja de caminar contigo con cada paso que das, y te molesta, te tapa los ojos, no te deja escuchar nada más. Y aunque sabes que la cagaste con la mejor intención, sigues pensando que la cagaste y absolutamente nada te va a sacar eso de la cabeza. Aunque sientas cien elefantes menos en tu espalda y creas que hace tiempo que no estabas tan liviana. Es una wea que te molesta, te viene a la cabeza en cada momento en que te sientas a hacer nada y se encarga de no alejarse de ti cuando te vas a dormir.

Lo que realmente no entiendo es como en un instante todo puede cambiar de manera tan profunda. Como en un instante todo se da vuelta y te duele hasta el respirar. Porque finalmente uno puede imaginar muchas cosas, pero sólo queda en ideas. Cuando esas ideas no-agradables se confirman, pucha que se torna complicado todo. Porque como uno deja esas cosas en “ideas” nunca se pone en el lugar de lo que hará si realmente son verdad. Entonces uno hace “lo que le dice el corazón” como le dije a alguien que hiciera una vez, pero resulta que es mucho más difícil cuando te toca hacerlo a ti. Porque el corazón a veces dice cada cosa, que parecen hasta irrealizables. Y de repente no te das cuenta y ya soltaste todo, y tienes un vacío inmenso en la guata. Uno de esos hoyos que uno cree que no se van a llenar con nada, y que duelen tanto tanto. Y te pones a releer lo que escribes y dices como soy tan tonta, pero resulta que la tontera es casi inherente a mi persona y eso se ha comprobado empíricamente.

Entonces me pongo a escuchar a Amaral con Moby, una mezcla media rara pero que suena tan requeteconta bien. En esa parte en que dicen “aunque no puedas mirar hacia el sol, sabes que sigue brillando”. Y uno cree que esa pena, ese dolor, esa molestia, te tapará los ojos eternamente. Pero confío tanto en el poder del tiempo que sé que el sol sigue brillando, aunque se vea todo nublado en este momento. En que eso que tanto te duele está más presente que nunca, esas dudas aún no se van, esa pena se mantiene intacta, porque finalmente el tiempo se demora en sanar las cosas. Y creo que cuando uno hace las cosas pensando en sanarse, porque a veces uno también necesita pensar en si mismo, creo que todo debería finalmente resultar bien. Para todos y para cada uno de los que se ven involucrados en situaciones incómodas. Porque si en algo tiene razón es que en algún momento todos vamos a colapsar y que no vamos a dar más, incluso yo la insensible y la mala onda. Lo que menos quería era derrumbarme, ¿llorar?, no saber que hacer y crear una de los momentos más insostenibles en que me haya tocado estar. Eso si, ahora que lo pienso mejor, creo que me hizo demasiado bien. A veces es necesario decir todo, cagarla en mala, tirar todo encima. Sólo así se puede volver a empezar.

Charquicán totalmente. Con más papas que nunca, pero con buen sabor si uno lo come lentamente y con hambre. Charquicán que a primera vista se ve no muy sabroso, pero que sé va a tener buen sabor cuando lo pruebe. Una mezcla entre las canciones “Niña” (no se va a saber) de Álvaro Henríquez y Fe de Jorge González, que pueden parecer nada que ver, pero que se parecen mucho más de lo que uno cree.

Sin foto y lleno de colapsos.

6 comentarios:

Latita dijo...

El charquicán con huevo haciendo gala de ellos....quizá sí, es medio tremendo eso de echarse un mundo encima cuando se trata de deshacerse de él, pero en general hay que tener cojones para ello y usted mi dama los tiene (a dios gracias, no es literal)
Y es que si tengo que recordar a alguien que ha crecido ante mis ojos -de manera cibernética -es esta chiquilla que pasó de imaginarse la vida a vivirla solita, como corresponde.
Besos querida
y ánimo, ya lo he dicho,
pero es que las cosas pasan
y los cojones quedan.

=**!

Jack dijo...

Existencialismo puro.

Nimue dijo...

Tengo un par de canciones de Amaral en mi lista de reproduccion... me siento un poco culpable por eso

=)

Saludos

La Guatona Orgullosa dijo...

Querida, el charquicán es rico, chileno y saludable,además muy necesario para una completa nutrición mental.
Saludos

†M@rcuS† dijo...

ese sentimiento es HORROROSO, todos los q lo hemos sentido, q la hemos embarrado y q nos hechamos al mundo encima nos sentimos mal, es un sentimiento malo, aunq para variar, creo q lo has reflejado bastante bn con tu estilo de escribir, existencialismo puro como dijo alguien, al mejor estilo Soren Kierkegaard, solo q MUUUUUUUUUCHO + ameno a la lectura (todos los q hallan leido a este caballero de origen danes sabran de lo q hablo), en fin, mi veta literaria para escribir + se ha agotado x hoy (me acabo de mandar LA columna medioambiental en un blog amigo cerca de ud), asi q saludos, y nos vemos en la facultad X dia xD

cuidate harto, nos vemos, abrazos, bye...

PS: COMAN CHARQUICAN DE PESCA SECA, sí mi espítitu sureño aflora cada tanto
PS2: respecto a lo anterior, me encanta el comercial q dice q en el sur el cielo llora cada vez q uno de sus hijos regresa a casa, sencillamente emotivo y notable

azulforánea dijo...

ya si igual tan mala no soy como para no comentarte, sobre todo después de darme cuenta de que ni buena hablando soy xD

y eso, es todo lo que tengo que decir =P
que seremos felices igual como me escribiste en ese mensaje que me llegó cuando estaba en la clase tratando de pescar al profe, pero zsjhcyjgsyufc no estaba bien, me enojé con todo por un momento y tuve que salir al baño, volví y hasta me temblaban las manos :|
>_>

nada que ver eso
pero los colapsos pasan, y tampoco hay charquicanes eternos =D

(8) should I stay or should I go (8)
la canción xD se me pegó
me representa totalmente...
debo irme xD!