martes

Eso y otra cosa


Como si alguien viniera y me tapara los oídos, y dejara de escuchar lo que los otros dicen. Y nada sonaba, ni las voces de los escolares que a esta altura me parecen lejanos ni el incesante ruido de la puerta que se abría y cerraba por cada cuadra que avanzaba. Descriteriadamente insuficiente. Porque pucha que duele. Y si no te mató, te hace más fuerte. Tragártela con un poquito de azúcar ni siquiera le cambia el sabor. Ni siquiera porque me guste ni porque sea dulce. ¿Qué se puede hacer? Y viera como se mueven al compás de una absurda canción que no deja de sonar en mi cabeza. De repente parece que hubiera retrocedido más de tres décadas, y la televisión solo diera películas en blanco y negro que apenas dan risa. Y sólo lo escribo porque me gusta como suena. Si finalmente, el solo hecho de pronunciarlo hace que pierda segundos trascendentalmente inútiles de mi existencia. De verdad, la verdad es lo más me carga. Tan solo porque sonaba tan de adentro de él que el hecho de que saliera y llegara hasta mis oídos se convertía en un insulto irreparable a la inspiración. Tan fome es caminar mirando el suelo que ya no puedo dejar de hacerlo. Y ni siquiera te doy una canción hace que mire hacia delante. ¿Más fuerte para qué?. Para que te pongan tres cucharadas del café más fuerte y te lo hagan tomártelo así, hirviendo y tan cargado que llega a estar negro. Cuando toda la vida, toda y mucho menos, me ha hecho sentir que cambian de sentido mis venas y giran hacía otro lado. ¿Qué se puede hacer? ¿Menos débil para qué? Para poder absorber otras tazas que se volverán a vaciar una y otra vez en mi garganta con la lentitud más desconsolada. Fogata de amor. Sí. Porque la vez que más la disfrute fue cuando un alguien se subió a la micro a cantarla y sentí que era la canción más linda que había escuchado en mi vida. Tan solo porque sonaba tan de adentro de él que el hecho de que saliera y llegara hasta mis oídos se convertía en un insulto irreparable a la inspiración. Escucho cien veces Apología de Mujer de Silvio, y me rio cuando dice que no me asuste del día que va a terminar. Y encuentro que cada vez tiene menos sentido creer que sirve de algo. Al final lo único que me quedaba era la risa. Y se ha ido hasta no sé donde, para volver no sé cuando.

14 comentarios:

Humberto dijo...

Cóktail de palabras que me recuerdan solo una cosa... en realidad no recuerdo algo, ni nada.
Te doy una canción es un gran tema, pero prefiero Y nada más. Sobre todo la parte que dice "... y nada más."

Plop.

Que estés bien. Besos sin tiempo.

Rag Doll dijo...

Concuerdo con Humberto, Y nada más es un tema precioso... pero bueh, de todos los temas de Silvio, habrá uno o quizás dos que no me gustan, jaja. Buena elección, saludos =)

bufonazo dijo...

"lo que no te mata te fortalece" una gran mentira, como dijo mi amigo petinatto en su libro "si te cae un piano en la cabeza y no te mata, como mierda eso te hace mas fuerte"
jajajajajaja

Manuela dijo...

La risa volverá, como se ha ido, un día, de repente. No porque existan muchas cosas por las que merezca la pena sonreís sino porque es nuestro instintivo paso para sobrevivir.
Muchos ánimos y risas.

jack dijo...


Este es un gran texto, con una carga existencialista muy importante, por ello, es que le he valorado muchísimo, y por ello, estoy muy orgulloso, de que estés
Junto a Nosotros, y leerte

Javierita...besos mi amiga...

Marianich dijo...

eso se llama... sentirse algo vulnerable... cuando estoy así, lo interpreto de esa manera, y la mayoría de las veces es efectivo :P

besooos!

MentesSueltas dijo...

Hola, pasaba a saludar y dejar un cariño desde Buenos Aires.
MentesSueltas

Pictoricas Internas
ArguMentes

Mireille dijo...

la felicidad siempre vuelve, te lo aseguro...
o si no...siempre puedes ir a buscarla...aunque la muy desgraciada no dejó su dirección D:
fuerza :)

Isidora dijo...

Si la risa se va, anda a buscarla...

Saludos!

Dupin dijo...

Los segundo son valiosos... siempre lo son


me agrado leerte, fue como hablar contigo

eso mi pkeña

cuidate
adiosh

panda dijo...

leí esta entrada hace tanto tiempo ya =|

en vez de reportar mi avance monográfico en tu fotolog, me vine pa'cá :P

llevo 1276 palabras :|!! de algo que es cualquier cosa menos una monografía xD yo le pondría.. "resumen" :S
lo peor es que me falta mucho x_x aún ni empiezo con Kant =(

me desahogué =D!
es que anoche como estabas en msn te podía interrumpir.. ahora no ;_;

Plástica dijo...

excelente, todo me gustó. Es que este uno de esos tantos que te dejan sin palabras, de verdad. De esos que expresan tanto de su autor que duelen. Muchos saludos, frodita.:)

Anarko-Kapitalista dijo...

Te doy una canción como un disparo como un libro una palabra una guerrillaaaaaaaaaaa (8)... q genial.

¿Más fuerte para qué? Para estudiar ciencias políticas sin distraerse, por ejemplo. Para amar a Kant sin tener que tomar café negro. Más fuerte para pagar las apuestas con hidalguía y sin peros.

Saludos, ñoña.

†M@rcuS† dijo...

no ando muy creativo a esta hora, de tanto leer estupideces pa cs.politicas supongo, asi q nada + me resta decir q, me encanta esa canción, hermoso tema, y como siempre, hermoso el texto q escribiste tmb, nos vemosle en la u, y suerte q se nos viene con el señor de "metro informa" o sea, gamboa, take care and eat cake, tau...

PD: me acaba de picar un zancudo XD